La mayor parte de las Fuentes de Agua que en la Actualidad abastecen a la Minería en Chile serán afectadas por la Emergencia Climática

Aproximadamente el 76% de las fuentes de agua requeridas por la minería en nuestro país están altamente expuestas al riesgo climático, lo cual es relevante si consideramos que, en los próximos años Chile será uno de los países con mayor déficit hídrico.

El agua es un recurso natural  necesario para el consumo de los seres vivos y para diversos procesos productivos e industriales, muchos de estos responsables del principal abastecimiento económico del país. Como es bien sabido, la escasez hídrica es real, y afecta a muchos sectores, es por esto que se deben tomar medidas inmediatas para asegurar el proceso sostenible en la utilización de este recurso.

 

Para el 2050 habrá cerca de 10 mil millones de personas en la tierra, y todos necesitaremos agua y productos que también requieren de este recurso.

Existen muchos artículos de nuestro uso cotidiano que necesitan como materia prima diversos minerales. Al requerir minerales demandan de productores del sector minero, y en el contexto de escasez hídrica, estos proveedores se pueden ver afectados tanto en la gran minería como la pequeña y mediana minería.

En estos tiempos se deben buscar soluciones para el uso eficiente y consciente del agua y así reducir el impacto negativo en el su manejo e implementación. Se deben buscar formas de optimización del recurso, ya sea convirtiéndolo en una economía circular o bien, en gestiones innovadoras para la generación de agua.

Actualmente, en Chile operan 11 sistemas de suministro de agua de mar que abastecen a la actividad minera, 8 de ellos incorporan plantas desaladoras para el suministro de agua desalada y 3 impulsan agua de mar a la operación.

No obstante, la implementación y operación de la infraestructura de suministro de agua en el norte de nuestro país tienen un alto costo, pero esto permite que de momento sea una solución viable para las operaciones de la gran minería.

La solución no pasa solamente construir más infraestructura, se requiere el aporte de distintos sectores para planificar e implementar proyectos que aborden las necesidades de agua en forma conjunta y que permita dar respuesta a las necesidades futuras que conlleva el cambio climático.

 

 

Fuente: www.chilesustentable.net

Scroll to Top